MASMusculo Granada: Ronda

From the Blog

Sarms

Un SARM es un modulador selectivo del receptor androgénico, lo que quiere decir que debe de actuar sólo donde hay interés en que se produzca esta acción, por ejemplo, en los músculos y huesos (efecto anabolizante), sin tener que afectar a otras partes del organismo donde podrían causar problemas, que sería el efecto androgénico. Este es el requisito más importante de un SARM, que ejerza su acción solo donde queremos que se
produzca, para causar los mínimos efectos secundarios. Esto se ha conseguido en parte, ya que dependiendo del SARM y la dosis, no llega a cumplirse del todo. La forma estructural de un SARM no se parece en nada a la de los esteroides, sin embargo, forman complejos estables con el receptor androgénico y sus efectos son muy parecidos a los esteroides anabolizantes, aunque con menos poder anabólico y por
supuesto menos efectos secundarios. Algunos dicen que estos SARM son igual o más potente que los propios esteroides anabolizantes, lo cual no lo creo cierto, aunque si es verdad que mg. a mg. sí que son más potentes ya que se necesita de menos cantidad en la mayoría de ellos.
Los SARM modulan las mismas vías anabólicas dirigidas a los andrógenos esteroides clásicos, pero dentro del rango de dosificación en el que se observan los efectos esperados sobre la masa muscular, no se observan efectos secundarios androgénicos en la próstata, la piel y el cabello. A diferencia de la testosterona, los SARM son agentes anabólicos activos por vía oral, no aromatizables, no virilizantes y selectivos de tejidos. Esto por
supuesto depende del SARM y de sus combinaciones. Aunque debes saber que no son sustancias naturales como afirman algunas marcas
que los venden, y que son sustancias prohibidas por la Agencia mundial antidopaje (AMA/ WADA), desde 2008.

Have your say